Bolsas para infusiones reutilizables

Tomo té cada mañana, no tomo café. Suelo usar bolsas de papel, pero me gustan más los tés de hoja. Algunos son especiales, otros más económicos, otros no hay forma de comprarlos embolsados. Tenía un infusionador metálico pero estaba un poco viejo y a además, para hacer dos tés no me apetece sacar la tetera y ponerme a hervir el agua. Suelo usar la Dolce Gusto para calentar el agua. Así que me he comprado este invento para tomar mis tés de hoja suelta en un momento. Ya sea para mí sola, para dos o un par de amigos e incluso hasta seis personas. ¡Aunque también puedo usar uno diferente cada día de la semana y descansar el domingo!

En resumen…

  • Las bolsitas son tal cual se ve en las fotos. Quizá me las esperaba más pequeñas, la verdad es que cabe muchísimo té.
  • Con té de hoja grande es como van mejor. Si quieres infusiones tipo Rooibos de las que son casi molidas, es probable que se te escape el contenido, pero con los tés normales va perfecto.
  • Son muy fáciles de limpiar, pensaba que se quedaría el té muy pegado pero sale enseguida y con un chorro de agua se van las dos o tres hojas que quedan. En este sentido, mejor que Ada que haya probado antes.
  • La tapa queda bien sujeta y es fácil de ajustar, poner y quitar.
  • Los colores se diferencian bastante bien y al menos a mí me gustan mucho.
  • Las bolsitas tienden a flotar, pero el té siempre queda dentro del agua y se infusiones bien en el tiempo correcto.

Como conclusión, es un producto práctico y me gusta más que los infusionadores de metal. Es una idea de regalo muy buena. Aunque el packaging es muy sencillo, si conoces a alguien aficionado al té y las infusiones, le encantará. Te lo confirmo yo, que creo que he hecho buena compra.

Puedes encontrarlas en Amazon.