Quita pelusas ecológicos

Alguien me habló de estos aparatos y tengo que decir que no confiaba mucho, pero los compré. Tengo dos gatos en casa y normalmente siempre hay pelo en todas partes. Si tienes gatos sabrás de lo que te hablo. Es algo a lo que te acostumbras y convives con ello. Pero cuando sales de casa, a veces te das cuenta… Y llevas la ropa llena de pelitos.

Funcionan, no son tan adhesivos como los de papel, pero lo que me gusta es poder usarlos de vez en cuando sin depender de recambios. La primera vez que los abres son exageradamente pegajosos, aunque no dejan ningún residuo en manos o superficie. Con el uso se “normalizan”. Y siguen funcionando bastante bien. Son cómodos de usar y mantener. Con un poco de agua enseguida ves que todo el pelo se va y quedan listos para usar de nuevo. No he usado ningún tipo de detergente para limpiarlos. Solo agua y dejarlos escurrir. Me ha parecido una idea impresionante. El material es muy curioso. No sé cuánto durarán pero parece que bastante, volveré a comentar si hay alguna novedad.

Dos tamaños

El de tamaño grande lo uso para ir quitando el pelo de las sábanas/edredón. Mis gatos se tumban en nuestra cama a sestear y lo van llenando de pelos. Con este tamaño y diseño, es muy cómodo quitar los pelos día a día y mantener un poco “el orden”.

Los pequeños me vienen bien para ir teniendo en el coche, en el trabajo, en el bolso… Para cuando no me he acordado de pasarme el rodillo en casa y llego a cualquier sitio con una los pelos encima. 😀 Realmente me pasa demasiadas veces estar en mi trabajo y darme cuenta de que me he llenado de pelos sin hacer nada. Y en 10 minutos una reunión ¡y yo con esos pelos! Nunca mejor dicho. Buen invento, buena compra.

Buen invento, buena compra.